Economía de película: más que Wall Street y codicia

1162


El cine no te da lo que deseas, te dice cómo desear” ― Slavoj Žižek

 

Por: David Aguilar (columnista invitado)

Twitter: @doar95 @elmaleconomista

Facebook: El Mal Economista 

Instagram: @elmaleconomista 

Se cumplen 10 años de la crisis económica del 2008, un evento que creó profundos traumatismos en la cultura occidental, no solo por sus impactos en el mundo financiero, sino por los cambios sociales que generó en millones de personas quienes perdieron sus empleos, sus casas, sus ahorros, su pensión.

Tras esta histórica crisis, la industria cinematográfica lanzó varios largometrajes que explicaban sus causas, entre ellos Too big to Fail (2013) producida por HBO o The Big Short (2015) del director Adam McKay. Desde entonces es común encontrar una amplia oferta de películas y documentales que representan la codicia, la avaricia y los problemas detrás de los agitados mercados de valores; ha nacido una especie de género conocido como Business and Economics movies.

No obstante, este tipo de categorizaciones puede crear sesgos alrededor de la economía, posicionándola culturalmente como una ciencia que solo aboga por el egoísmo. Es claro que a lo largo del tiempo los economistas han indagado por causas que expliquen las normas intrínsecas detrás de la cooperación y la competencia humana, más allá de la avaricia.

El mismo Adam Smith, famoso economista clásico escocés del siglo XVIII, abogaba por el estudio de nociones distintas a la codicia que él mismo promulgaba en La riqueza de las naciones. Smith también publicó el libro La teoría de los sentimientos morales, donde hacía un llamado a alcanzar una conducta correcta en la sociedad, promoviendo que cada individuo se imaginara cómo lo percibían los demás. Smith llamaba a esta figura el “espectador imparcial”, un juez moral interno que nos indica cómo actuar.

Quizás en una concepción holística, el cine y sus representaciones artísticas puede considerarse el “espectador imparcial” de la sociedad. En las películas nos percibimos pero también nos juzgamos moralmente, por lo que se hace deseable ampliar el espectro del término película sobre economía a temas más allá del comportamiento de corredores de bolsa.

A continuación, les propongo un listado de películas que suscitan formas y medios de comprender los incentivos y la cooperación de los seres humanos, las cuales también pueden entenderse como películas sobre economía o incluso películas sobre ciencias sociales.

 

  1. Modern Times – Tiempos modernos (1936)

Charles Spencer o, como todos lo conocemos, «Charlie Chaplin», nos trae una obra maestra de la comedia en la cual nos explica de forma satírica los ires y venires de un obrero en una industria de producción en cadena. Más allá de una clase magistral sobre taylorismo, la película constituye una exaltación a la ternura y la compasión humana mostradas por Chaplin, las cuales contrastan con la situación económica que se vivía en los años 30s tras la Gran Depresión.

 

  1. (Dis)honesty – The Truth About Lies (2015)

Dan Ariely, profesor de economía comportamental, nos explica en este documental las razones por las cuales mentimos y lo natural que es, para la especie humana, alterar la verdad. Quizás la forma más honesta de relacionarnos como sociedad es sabiendo que somos deshonestos.

 

  1. Experimenter (2015)

La historia del psicólogo Stanley Milgram y sus controvertidos experimentos de 1961 sobre obediencia. Las implicaciones de este estudio van desde la justificación de los métodos nazi en los campos de concentración, hasta las decisiones que día a día toman administradores públicos o privados.

 

  1. The Commanding Heights (2002)

Este documental, basado en el libro de Daniel Yergin y Joseph Stanislaw, nos presenta una perspectiva histórica de las implicaciones geopolíticas que han tenido las ideas económicas desde un punto de vista ortodoxo. El documental resalta visiones a favor de la globalización, el comercio internacional y el crecimiento económico como motores del desarrollo.

 

  1. Sicko (2007)

El siempre polémico Michael Moore nos trae una crítica visión del sistema de salud estadounidense y la industria farmacéutica, comparándolos con sistemas de salud públicos en otros países desarrollados. Este documental cuestiona al espectador sobre la pertinencia y eficacia del mercado como mecanismo de provisión de bienes públicos y es relevante dado el proceso de transición demográfica y envejecimiento que atraviesa la humanidad.

 

  1. A Beautiful Mind (2001)

Una película autobiográfica sobre el matemático John Nash alrededor de la esquizofrenia que padecía, así como sus aportes en los campos de teoría de juegos y procesos de negociación, los cuales lo hicieron merecedor del Premio Nobel de Economía en 1994.

 

  1. Dallas Buyers Club (2013)

Tras ser diagnosticado como seropositivo, Ron Woodroof decide buscar alternativas a los tratamientos disponibles e inicia una empresa multinivel basado en el contrabando de medicamentos y en promover hábitos de vida saludable. A veces, el mercado y los tipos de emprendimientos colaborativos no necesariamente tienen un inicio legal.

 

  1. Good Bye, Lenin! (2003)

En medio de la reunificación alemana luego de la caída del muro de Berlín, un hijo hace todo lo posible por transformar la realidad en favor de los ideales de su convaleciente madre. Esta película nos recuerda la importancia de la fraternidad y también nos recuerda la importancia de cambiar los billetes cuando se cambia la denominación de la moneda de un país.

 

  1. Cowspiracy: The Sustainability Secret (2014)

Un controvertido documental sobre los aportes de la ganadería a las emisiones de dióxido de carbono y al calentamiento global, el cual presenta una propuesta de cambios de hábitos de consumo de carne. Este documental no ha sido bien recibido por el sector ganadero, por cuanto promueve un replanteamiento del uso sostenible del factor tierra.

 

  1. Demain – Mañana (2015)

Mélanie Laurent (la actriz francesa protagonista de la película Le Concert) realiza un viaje por el mundo mostrando experiencias de trabajo colaborativo. Este documental promueve iniciativas culturales, económicas y ambientales con el fin de incentivar en la sociedad comportamientos sostenibles que eviten una eventual catástrofe humanitaria causada por los actuales hábitos de consumo.

 

  1. Pay it Forward- Cadena de favores (2000)

Hacer la tarea puede salvar el mundo. La historia de una idea colaborativa sobre el networking y sus fines altruistas. Esta película nos enseña que las redes sociales se tejen mediante la reciprocidad y el apoyo a los demás. No olvidemos que favor con favor se paga.

 

  1. Captain Fantastic (2016)

La historia de un padre comprometido con la educación de sus hijos, a tal punto que decide aislarlos de la sociedad en un bosque. Esta película promueve la importancia de la convivencia con la naturaleza, el ejercicio físico, el desarrollo intelectual y la lucha por ideales. Un drama-comedia que nos recuerda que las preferencias de los individuos nacen en casa.

 

El cine, al igual que las artes en general, puede ser usado como herramienta pedagógica a favor de ideales o concepciones de sociedad. El cine no necesita ser independiente para mostrar formas distintas de ver el mundo, incluso la propia industria cinematográfica de Hollywood (con los soportes capitalistas que la mantienen) puede darnos matices de realidades económicas alternativas. Por ello, cuando se piense en películas sobre economía también se puede pensar en otros tipos de producciones, más allá de la vida de corredores de bolsa en Wall Street. Como ejemplo, las que les acabo de compartir.

 

Quizás usar algunos preceptos contenidos en estos largometrajes nos regale una buena tarde de películas o también puede hacer que se eviten futuras crisis similares a la de 2008.

comments icon 5 comentarios
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *