Publicado el 16 Diciembre, 2018

Inscribirte en el gimnasio y no desistir en el intento

Ir al gimnasio es para muchos una experiencia aburrida. En este texto, el articulista nos da unas recomendaciones para encontrar más motivación y regularidad.


Síguenos en: | | |


Inconsistencia es la palabra que mejor define mi tormentosa relación con el gimnasio. A lo largo de mi vida adulta, una vaga esperanza de aprovechar el tiempo libre y de mejorar mi aspecto físico me ha impulsado a inscribirme varias veces en este lugar.  Infelizmente, hasta hace poco, mis intentos fueron fallidos: el aburrimiento y la pereza inevitablemente terminaban dictando que mis tentativas no duraran más de un mes.

Por fortuna, la situación ha cambiado. En el momento de escribir estas líneas llevo siete meses (tres de estos en el gimnasio) entrenando consistentemente, por lo menos, cuatro días a la semana. Durante este proceso ha habido valiosas lecciones que compartiré con ustedes en este texto. Las recomendaciones podrían ser útiles a aquellos lectores que tienen pensado iniciarse en el gimnasio en esta temporada de vacaciones, y que como en mi caso (anteriormente), la motivación y la regularidad han sido un problema.

Ser sistemático con el entrenamiento

El primer paso es tener un objetivo definido para su entrenamiento: perder peso, tener más fuerza y resistencia, ganar masa muscular, entre muchos otros. Lo importante es que siga una rutina de ejercicios diseñada para este propósito, a la que usted se ajuste cómodamente.

La mayoría de los gimnasios ofrecen como parte de sus planes una cita con un médico deportólogo. Aproveche esta entrevista para exponerle al galeno los pormenores de su condición física y el objetivo de su entrenamiento. El deportólogo, junto con un entrenador, confeccionarán una rutina recomendada de ejercicios. En Internet hay mucha información que puede serle útil. Yo sigo el canal de Youtube de Jeremy Either, un kinesiólogo que toma como referencia literatura científica para hacer sus recomendaciones. Los vídeos son entretenidos e ilustrativos, cubren temas como rutinas de ejercicios para cada grupo muscular, número de series para maximizar el crecimiento de los músculos, intervalo de descanso entre series, pérdida de grasa, entre otros. Es como una biblia del fitness.

Puede parecer dispendioso y obsesivo, pero llevar un registro fotográfico y otro de notas con los progresos del entrenamiento es una buena idea por dos razones: 1. eleva la confianza, haciendo más evidentes los avances alcanzados durante el entrenamiento; y 2. desde una perspectiva crítica, se ve más claramente en cuáles partes del cuerpo se necesita más trabajo, para seguir avanzando.

Importante: no se deje intimidar porque otras personas puedan cargar más peso o se vean más corpulentas que usted, con tiempo y trabajo llegará al punto que desee. Compararse con alguien con una capacidad física mayor podría minar su confianza, o bien, por querer demostrar algo, por ejemplo, en ejercicios como la prensa de pecho, cargar más peso del que su cuerpo puede manejar le podría llevar a lesiones. Entrene con paciencia y constancia, todos comenzamos en algún punto, incluso los atletas de cuerpo envidiable.

Amenizar la experiencia

El escollo más difícil de saldar es la monotonía. Uno puede consumirse de aburrimiento ante la repetida imagen de filas de máquinas caminadoras, y en el fondo, invariable, el sonsonete de la música electrónica. Para vencer el tedio hay varias alternativas:

    • Renueve su rutina de entrenamiento: Es recomendable incorporar de tanto en tanto nuevos ejercicios, si repite los mismos cada vez va a hastiarse de ellos. El canal de Youtube de Jeff Cavaliere, ATHLEAN-X,  tiene gran cantidad de tutoriales para todos los grupos musculares. También puede consultar con los entrenadores de su gimnasio.
    • Escuche podcast o arme su propia playlist de música: Soy un amante de los Podcast, son una gran alternativa de entretenimiento y aprendizaje. Cuando los escucho el tiempo en el gimnasio pasa volando, los disfruto muchísimo. Además, algunos sirven para practicar inglés mientras entreno. Mis preferidos son: Del Canto al Cuento (sobre música), The Daily y Newshour (actualidad), Arsecast y Football Weekly (fútbol). En la plataforma de iTunes hay oferta para todas las preferencias. La música es otra alternativa. Intente renovar sus playlists cada mes para evitar aburrirse, en Spotify puede encontrar una gran cantidad.
    • Evite los gimnasios en horas de congestión: Yo soy de aquellos que les tiene fobia a las multitudes, por lo que siempre que me es posible voy a entrenar cuando hay menos gente. No solo es más cómodo para mí, sino que optimizo más tiempo, no tengo que hacer turno para usar los equipos.
  • Asista a las clases grupales: En general son divertidas y son espacios para socializar.

Finalmente, si en definitiva el gimnasio no es para usted, puede usar ejercicios en casa, una app gratuita que ofrece varias rutinas para ejercitarse con el peso de su propio cuerpo. Hay planes de ejercicios diferentes dependiendo de la dificultad y el grupo muscular, y todos los ejercicios están explicados con ilustraciones y vídeos. Hacer ejercicio ha tenido un efecto invaluable en mi autoestima y disciplina, es una inversión de mi tiempo que ha valido la pena, por eso, si usted es de aquellos que no se ejercita con regularidad, le recomiendo que haga el esfuerzo y encuentre formas de hacerlo, no se arrepentirá.

Comparte este artículo

bookmark icon