Mercado Pago: pagar también es parte del negocio

84


Mucho se habla sobre las pasarelas de pago, sin embargo, no siempre es fácil identificar qué son y para qué sirven. Para averiguarlo, entrevistamos a Andrés Bernal, Country Manager de Mercado Pago en Colombia.

Por: María José Peláez Sierra

Twitter: @elmaleconomista

Facebook: El Mal Economista

Instagram: @elmaleconomista  

Las pasarelas se crean para facilitarle a las personas las compras electrónicas y, sobre todo, para hacérselas más rápidas y seguras. Ya sea con tarjeta, PSE o incluso presencialmente, el comprador adquiere el producto sin preocuparse por todas las cuestiones operativas y técnicas que hay detrás de una compra virtual. Ahora, las pasarelas no solo benefician a los compradores directos, sino que ayudan también a los comercios, de cualquier tamaño, a ofertar sus mercancías sin desgastarse en el método de pago preferido por sus clientes. En otras palabras, tercerizar las opciones de pago permite al comercio dedicarse realmente a lo que sabe hacer: vender.

Esta es la razón por la que MercadoLibre decidió crear su propia plataforma de pago, pues al ser la plataforma comercial más grande de América Latina necesitaba una manera ágil y, sobre todo, segura de procesar los más de 20 millones de productos que se ofrecen solo en Colombia.

Andrés Bernal, Country Manager de Mercado Pago en Colombia, explica que tener buenas soluciones tecnológicas para efectuar los pagos es clave, pues sucede lo mismo en el e-commerce que “cuando alguien va a un supermercado y al llegar a la caja desiste de su compra porque había mucha fila o porque no le aceptaron la tarjeta”. Es decir, literalmente, cada clic de más en el mundo virtual es determinante para que la persona abandone o no la transacción. La gente ya no está dispuesta a perder tiempo. Y eso, precisamente, es lo que Mercado Pago soluciona.

Entonces, si bien MercadoLibre es su cliente más grande y la plataforma nace a raíz de las necesidades que ellos tenían, Mercado Pago ha logrado posicionarse por fuera de esa esfera con otros 6.000 comercios que también utilizan sus servicios. De ahí que hoy sea líder en el sector.

Asimismo, Andrés Bernal insiste en que Mercado Pago ya no es solo una plataforma de pagos, sino que va mucho más allá y, por eso, es vanguardia en Latinoamérica en los servicios financieros manejados totalmente desde lo tecnológico.

Ir mucho más allá significa identificar, por ejemplo, las necesidades particulares de cada región a la que llegan. Unos de esos casos son Brasil, Argentina y México en los que encontraron que había muchos pequeños vendedores, con frecuencia informales, que querían incrementar sus ventas. Es así como crearon una App (hoy en día la más utilizada en este lado del continente) para pagar con códigos QR.

De esta forma, el vendedor simplemente imprime el código, lo pega en un lugar visible y el consumidor lo escanea con la cámara de su dispositivo móvil. La foto que tomó lo lleva a la página y ahí puede pagar directamente. El proceso es sencillo y ha sido exitoso en cada país en el que se ha implementado. Allá, cada día más, le ganan la lucha al efectivo.

Además, Mercado Pago se ha encargado de otorgar créditos a esos vendedores y usuarios finales a precios mucho más cómodos que los ofrecidos por bancos tradicionales. Andrés dice que la razón por la que pueden hacer todo esto es porque las fintech (tecnologías financieras) reducen considerablemente los costos asociados con las ventas presenciales.

No obstante, para el caso de Colombia, todavía hay retos grandes que alcanzar. El principal tiene que ver con que el e-commerce, a pesar de que está creciendo, no ha penetrado suficientemente en todas las capas sociales. En Colombia todavía estamos rezagados, pues en países como Chile crecen aproximadamente el 3% en comercio virtual, mientras que nosotros a penas alcanzamos el 1.5%.

Para Andrés esto tiene que ver con que en Colombia todavía hay mucha desconfianza frente a las páginas de Internet. La gente duda porque cree que no va a recibir lo que pidió, o que no le devolverán el dinero en caso de que algo salga mal, o que su información bancaria será fácilmente robada.

Todos estos mitos, dice Andrés, se construyen porque “como buenos colombianos queremos el mejor televisor del mercado, con las mejores características y los mayores avances tecnológicos, pero solo queremos pagar 150.000 pesos por él”. Entonces, sin duda, ahí es en donde se presentan las estafas y en donde crece el mito en contra de las compras por Internet. Sin embargo, para él, “el sentido común siempre será el mejor de los aliados y, si se utiliza, no tienen por qué presentarse este tipo de inconvenientes”.

Adicionalmente, si la gente supiera que el Estatuto del Consumidor protege incluso más a los compradores de e-commerce, dejarían de tenerle tanto miedo a que su información y dinero cayeran en manos equivocadas o a que su compra no fuera la esperada.

En Colombia debe crecer la confianza para que el sector se posicione con más fuerza. Pero, sin lugar a duda, empresas como Mercado Pago hacen un esfuerzo cada vez más grande para combatir los mitos, aumentar la seguridad y garantizar la mejor experiencia posible para quienes realizan compras por Internet. Ese esfuerzo se refleja en que los productos que más se están comprando últimamente en nuestro país son los provenientes de la tecnología y el vestuario, es decir, justamente los que la gente antes más temía comprar.

Por ahora, Andrés Bernal da su voto de confianza al e-commerce y, en especial, al método de las pasarelas de pago, asegurando que compra por Internet desde la leche y los aguacates hasta un televisor. “Hace cinco años no toco el piso de un supermercado”, afirma con orgullo.

 

comments icon 0 comentarios
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *