Publicado el 18 Febrero, 2019

La fed, los millennials y los mitos

Nómadas, adictos a la tecnología, excesiva exigencia con las empresas, con una necesidad de vacaciones ilimitadas y más flexibilidad laboral, buscan trabajar únicamente en multinacionales… De todo se ha dicho de los milenials. Demos un vistazo a lo que piensa la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) sobre esta generación.


Síguenos en: | | |


La totalidad de los usuarios de redes sociales, o por lo menos la gran mayoría, bien sean estudiantes que van conectados a Internet con su celular sin importar que los buses vayan copados, los lectores empedernidos o aquellos que solo quieren informarse de la noticia del día en la mañana, nos hemos encontrado con innumerables columnas y artículos que tienen en el titular a la generación millennial.

Pues bien, se deja entrever que dicha generación es la que más ha despertado interés y, por ende, la más estudiada o analizada de todos los tiempos. Tal vez muchos de ustedes, que leen esta columna, saben qué parte de la población mundial pertenece a la mencionada generación, pero voy a otorgar el beneficio de la duda a quienes tienen titubeos o no lo saben. Hay muchas versiones y fuentes que le asignan a la generación millennial diferentes períodos con un mínimo margen de error, aunque todas coinciden en que se ubica entre las dos últimas décadas del siglo pasado.

Por lo tanto, se puede decir que no hay un consenso claro de los años exactos entre los que se encuentra el concepto de la generación, sin embargo, y para efectos de este texto, tomaremos la definición descrita por los informes del Pew Research Center. De acuerdo con esta organización estadounidense, los millennials son individuos nacidos entre 1981 y 1997, con edades comprendidas entre los 22 y 38 años en 2019.  No obstante, en sus últimos reportes el Pew Research Center ha intentado redefinir los millennials para que sean la cohorte que termina en 1996, con el fin de asignar períodos con la misma cantidad de años para estas y las futuras generaciones. Entonces, los millennials son aquellos nacidos entre 1981 y 1996, donde se ubican las personas entre 23 y 38 años para el 2019. Asimismo, la última cohorte corresponde a la Generación Z, para personas nacidas entre 1997 y 2012 tentativamente, ya que no se ha establecido un punto cronológico final para este grupo y sus rangos de edad pueden variar según los análisis.

Las dos generaciones que anteceden a los millennials son la Generación X, que agrupa a los individuos que nacieron entre 1965 y 1980 (con edades entre los 39 y 54 años para 2019) y los Baby Boomers, quienes nacieron entre 1946 y 1964 (de 55 a 73 años en 2019).

Pero no son los únicos, también se le asignó nombre a la generación de personas que hoy en día posiblemente son nuestros abuelos y bisabuelos. Estas generaciones son: la Generación Silenciosa (Silent Generation, en inglés), que describe a los individuos nacidos entre 1928 y 1945 con edades entre los 74 y 91 años en 2019, y la Generación Mayor (Greatest Generation, en inglés) para personas nacidas entre 1915 y 1928, es decir, que a 2019 tienen entre 91 y 104 años.

Pew Research Center
Pew Research Center (1)

Teniendo clara la descripción temporal de la generación millennial, es posible intuir por qué han tenido una alta importancia y la total atención de los medios en la actualidad. Es por esto mismo que se suelen hallar diversos mitos que acompañan a los millennials, entre los que resaltan su falta de implicación, impaciencia, su tendencia a ser nómadas, adictos a la tecnología, excesiva exigencia con las empresas, necesidad de vacaciones ilimitadas, más flexibilidad laboral, buscan trabajar únicamente en multinacionales, entre otros[2]. Sin embargo, numerosos estudios y artículos buscan despejar dichas dudas y desmentir la tendencia a estos comportamientos, que en muchas ocasiones dejan mal parados a estos jóvenes.

De hecho, un trabajo de investigación publicado en noviembre de 2018 por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) bajo el nombre Are Millennials Different? (¿Son los millennials diferentes?), resalta que la gran cantidad de atención que esta generación ha recibido se debe a su incorporación al mercado laboral en una época que presenció sucesos tan importantes como la gran crisis financiera de 2007-2009 y un mundo con el mayor índice de población en edad laboral.

Dicho estudio compara las características socioeconómicas y demográficas de los millennials con las generaciones anteriores, dentro de las cuales se resaltan variables como gasto, ingreso, decisiones de consumo y ahorro. Uno de los objetivos de la investigación fue verificar qué tan ciertos son los mitos creados alrededor de los comportamientos de los millennials, encaminados al bienestar económico principalmente.

El grupo de investigadores encontró que no hay evidencia suficiente para asegurar que muchos de los atributos demográficos asociados con los millennials se observan en mayor medida o se exhiben de forma más espontánea en estos al compararlos con las anteriores generaciones. Por ejemplo, no se puede asegurar que los millennials sean racialmente más diversos, que tengan mayor nivel educativo o menores tasas de matrimonio que sus predecesoras. Asimismo, hallaron que esta generación tiene menores ingresos reales y han acumulado menos activos que los miembros de generaciones anteriores cuando tenían edades similares.

Otro factor importante es el asociado con la deuda, ya que los millennials tienen niveles de deuda real que son aproximadamente iguales a los niveles vistos en los miembros de la Generación X cuando eran jóvenes, aunque en comparación con los Baby Boomers, los millennials tienen niveles mayores a edades similares.

En suma, los millennials son menos favorecidos en términos reales al compararlos, en las mismas edades, con los miembros de las generaciones que los anteceden: los millennials tienen ingresos más bajos, menos activos y menos riqueza.

Por lo tanto, puede decirse que la única diferencia entre esta generación y las previas es el poder adquisitivo. Los millennials, al tener un nivel de riqueza inferior, consumen menos, aunque los resultados de la FED muestran que las preferencias de consumo observadas son similares a las de la Generación X y los Baby Boomers a edades afines. También añaden que algunos medios, a partir de 2012, se dieron cuenta de que los compradores más jóvenes habían comenzado a tener gastos y decisiones de consumo similares a los observados con otras generaciones, en tanto sus perspectivas de empleo e ingresos mejoraron.

 En particular, la inestabilidad laboral es uno de los factores más influyentes, lo que les impide gastar de igual forma. Esto puede ser visto como consecuencia de la crisis financiera del 2008. Uno de los casos de estudio más llamativos es la compra/venta de carros en los Estados Unidos, cuando luego de este periodo las ventas cayeron de forma pronunciada[3]. Aun así, y de acuerdo con los resultados de la investigación mencionada, se desmiente el mito de que los millennials compraban menos carros en comparación con las otras generaciones cuando eran jóvenes.

Todos estos resultados pueden ser vistos a la luz de la frase los millennials están cambiando al mundo,que parece chocar de frente con lo que los estudiosos revelan, pues se hace necesario entender que los contextos en los que vivieron y viven las diversas generaciones son diferentes y que sus comparaciones, al fin de cuentas, no siempre suelen proporcionar resultados efectivos para fines prácticos. Los individuos asumen cambios porque el entorno cambia constantemente y hace más desafiante el trabajo de los economistas que buscan dar con un patrón que les permita estandarizar las decisiones de consumo y las preferencias, un modelo con el cual entender al tan complejo lado de la demanda.

Sin lugar a duda, los economistas al igual que los ingenieros, abogados, artistas y demás necesitan del trabajo conjunto con otras ramas de las ciencias sociales que les ayuden a comprender, un poco, el universo que puede llegar a representar la mente humana. Ustedes y yo sabemos que, en unos cuantos años la Generación Z será el centro de atención de las investigaciones, seguramente despertará la inquietud de los economistas por entenderlos y claro, los millennials pasarán a la historia como referente de comparación. Mientras esto ocurre, sigamos escudriñando lo que los millennials tienen por ofrecer, esperando que sus aportes permitan enriquecer la buena práctica de la teoría económica.

Referencias

[1] Pew Research Center. (2019). Generation Age in 2019. Washington, Estados Unidos. Recuperado de: http://www.pewresearch.org/topics/generations-and-age/

[2] Forbes. (2016). 6 falsos mitos sobre los millennials. Publicada el 11 de septiembre. Recuperado de: http://forbes.es/business/9340/6-falsos-mitos-sobre-los-millennials/

[3] Tseng, N. (2013). Why Car Companies Can’t Win Young Adults. FORTUNE, August 2013. Recuperado de: http://fortune.com/2013/08/16/why-car-companies-cant-win-young-adults/

Comparte este artículo

bookmark icon