Publicado el 9 Junio, 2019

Sendero a una nueva recesión económica global

Ante los de recesión o crisis económica para el 2020 o el futuro cercano ¿qué debemos creer? El Mal Economista le explica los pronósticos y diversos escenarios.


Síguenos en: | | |


“En la crisis, sé consciente del peligro, pero reconoce la oportunidad”.

– John F. Kennedy.

Hace unos días tuve una breve plática con una compañera estadounidense que estudia en mi universidad. En ella, me comentaba su perspectiva sobre la situación de su país en términos de empleo, productividad y cultura empresarial. Debo admitir que me sorprendió la disciplina que se practica allí, la cual me describió con detalle. Sin embargo, me dejó inquieto un tema que tocó con gran énfasis y que ya había escuchado tiempo antes: hay rumores de recesión o crisis económica para el 2020 o el futuro cercano, incluso en los Estados Unidos.

Por tal razón, en este texto quiero dar una breve introducción a los hechos que soportan los pronósticos que se han ido publicando y los diversos escenarios, si es que la crisis ocurre -ya que hasta el momento son solo proyecciones-, con breves comentarios finales para América Latina.

Las voces de una posible recesión en 2020

Recientes artículos, columnas y noticias rondan en los principales medios de comunicación del mundo advirtiendo este hecho. Aquí vale la pena citar algunos de los más relevantes.

Paul Krugman, premio Nobel de Economía en 2008, ha expresado en diversas ocasiones que entre sus proyecciones la economía mundial y en especial la zona euro, muestra amplias posibilidades de encarar una nueva recesión económica a finales de 2019 o en el 2020.

En el World Government Summit 2019, evento celebrado en Dubai el 10 de febrero, se le preguntó a Krugman si los inversionistas deberían esperar una recesión en los próximos meses, a lo cual respondió: “[…] pienso que existe una gran posibilidad de que presenciemos una recesión a finales de este año o el próximo”. Sin embargo, muchos dirigentes políticos han expresado alguna esperanza de que se trate solamente de un suave declive en lugar de una recesión absoluta según una columna del diario CNBC [1].

De acuerdo con una publicación de Bloomberg en septiembre de 2018, el 2020 se está convirtiendo en un punto de gran popularidad y se proyecta como partida de la próxima recesión económica [2]. Por su parte, Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, dijo que “2020 es un punto de inflexión real”. Se sustentó en que altas tasas de interés y el aumento del déficit pondrán a la economía en riesgo justo a tiempo para la campaña de reelección de Trump y que se necesitará algo de suerte para evitar la recesión [3].

El banco de inversión más grande de Estados Unidos, JP Morgan Chase & Co., mediante su modelo de pronóstico de recesión afirma que el riesgo de llegar a una crisis es significativamente más alto que en años previos, con una probabilidad de caída del mercado del 70% para el 2020 [3]. Esto ha intensificado la incertidumbre y la preocupación de los inversionistas a nivel mundial.

De manera análoga, Ray Dalio, fundador de la empresa de fondos de cobertura más grande del mundo –Bridgewater Associates-, advirtió que su indicador de depresión -el cual predijo con precisión la crisis financiera de 2008, según su propia referencia- está mostrando señales de advertencia; asimismo añadió que la probabilidad de una recesión antes de la próxima elección presidencial estadounidense sería relativamente alta, alrededor de un 70% [4], lo cual se alinea con lo estimado por JP Morgan. Su principal preocupación es que el dólar pueda caer mientras el Gobierno imprime dinero para compensar un creciente déficit presupuestario [3], es decir, estima que será más una crisis del dólar que una crisis de deuda y, a su vez, se convertirá en una crisis política y social [4].

Según la Duke University en su CFO –Chief Financial Officer- Global Business Outlook, casi la mitad (48.6%) de los Directores Financieros de las principales compañías de los Estados Unidos creen que la economía entrará en recesión a finales de 2019, sin embargo, el 82% también cree que una recesión tendrá lugar a finales del 2020 [5].

Para mayo de 2018, la mitad de los economistas encuestados por la National Association of Business Economics pronosticaron la crisis a partir de finales de 2019 o principios de 2020 y dos tercios predijeron una caída para finales de 2020, donde el camino más probable es la mayor inflación. Otros posibles caminos son: i) la escalada de conflictos comerciales, véase la reciente guerra comercial entre China y Estados Unidos; ii) altos precios de los combustibles y fuentes energéticas; y iii) déficit presupuestario [6].

Cabe añadir que el Sistema de Reserva Federal también ha dado urgentes anuncios señalando la importancia de estar preparados para casos adversos en la economía en los próximos dos años. Forbes publicó una columna donde se postula que “la crisis creará un efecto dominó y desencadenará un contagio financiero global, generalmente conocido como ‘The Great Reset’”. Dice también que posiblemente la crisis inicie en Europa debido a sus recientes problemas económicos y múltiples desencadenantes potenciales, llegando a Estados Unidos o propagándose al resto del mundo [7].

Las crisis del siglo XXI

El mundo ha pasado por dos grandes crisis económicas en el siglo XXI, aunque habría espacio para hablar de una tercera, donde se vio afectada la región latinoamericana con la caída de los precios de los commodities en 2012.

La primera crisis del siglo fue precisamente en sus primeros años, entre el 2000 y el 2001, llamada dot com. Este particular nombre se debe a que estalló la burbuja (de tipo especulativa) tecnológica de los valores económicos de empresas asociadas con el Internet, específicamente en la bolsa electrónica Nasdaq y, seis meses después se reflejó en la caída de la producción estadounidense. Se caracterizó por un amplio aumento en los precios de las acciones de dichas empresas, la fuerte especulación sobre las mismas y el fácil acceso a capital de riesgo.

La segunda crisis es la más conocida y representativa. Todo estudiante de Economía -e incluso de otras ramas de estudio- la ha escuchado, referenciado o analizado. Se trata de la crisis financiera global que tuvo lugar de 2007 a 2009, o como suele conocerse, crisis de las hipotecas subprime. Se caracterizó por ser de tipo financiero en un marco de globalización, con el colapso de la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos que afectó de forma rápida al sistema financiero local e internacional, provocando crisis de liquidez y un despliegue de efectos negativos sobre diversas variables económicas a nivel mundial.

Panorama para América Latina ante posible crisis

El impacto de las crisis que tienen su origen en las economías desarrolladas sobre las emergentes o subdesarrolladas ha sido objeto de amplias investigaciones, y todas parecen concluir que es significativo y casi inevitable. América Latina y el Caribe (en adelante, ALC) no ha sido ajena a los choques provenientes de las mencionadas recesiones y se ha visto afectada negativamente, como se evidenció en casi todo el mundo.

De acuerdo con el informe Horizontes 2030 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe [8], presenta una serie de recomendaciones bajo un análisis suscitado en la estructura político-económica para la región. Específicamente, aclara que ALC debe transitar por una transformación productiva de sus principales sectores económicos y comerciales en un contexto adverso en lo internacional, lo regional y lo local. Dicho escenario se explica en el menor crecimiento mundial y la amenaza de una nueva crisis financiera internacional que, de manera puntual, pueden golpear fuertemente a sus economías en un momento en que la integración regional es débil, donde el espacio fiscal para responder con políticas anticíclicas se ha reducido de forma significativa o ya no existe y, en muchos países, ha disminuido el prestigio de las instituciones políticas y de gobierno.

En definitiva, aunque la región se prepare y tenga la advertencia latente, en caso de presentarse la recesión, se debe aclarar que ALC no tiene mucho campo de maniobra al que pueda recurrir para contrarrestar lo inminentes efectos negativos a los que se vería expuesta. Nuestras economías están íntimamente ligadas a las fluctuaciones y vaivenes de los países desarrollados. Sin embargo, pueden echar mano de diversos mecanismos en materia de política económica que permitan mitigar en alguna medida esos efectos y que, por lo menos, no generen una grave contracción del mercado interno ya que el externo es vulnerable en esas condiciones.

Por lo pronto, estaremos a la espera y veremos qué tan acertados son los pronósticos. Recordemos que en el 2008 la crisis fue inesperada, no proyectada y tomó al mismísimo Wall Street desapercibido. De esto se rescata algo y es que por lo menos los economistas ya no viven confiados ante buenos números e indicadores. Aprendimos algo: la economía mundial sufre crisis y se hace necesario estar preparados para enfrentarla.

Referencias

[1] Meredith, S. (2019). Paul Krugman expects a global recession this year, warns “we don’t have an effective response”. Columna publicada para el diario CNBC el 11 de febrero. Disponible en: https://www.cnbc.com/2019/02/11/paul-krugman-warns-of-a-possible-global-recession-this-year-or-in-2020.html

[2] Weisenthal, J. (2018). Warnings Keep Coming About a Downturn That Will Hit in 2020. Columna publicada por Bloomberg – Portal Markets el 13 de septiembre. Disponible en: https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-09-13/warnings-keep-coming-about-a-downturn-that-will-hit-in-2020

[3] Klebnikov, S. (2018). All the Experts Who Say the US Will Enter a Recession by 2020 – Just as Trump Seeks Re-Election. Columna publicada por el diario Money – Estados Unidos el 13 de diciembre. Disponible en:

http://amp.timeinc.net/time/money/5479035/experts-recession-2020

[4] Porzecanski, K. y Schatzker. E. (2018). Dalio Says US Two Years From Downturn. Columna publicada por Bloomberg el 12 de septiembre. Disponible en: https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-09-12/dalio-says-u-s-in-seventh-inning-as-unfunded-obligations-loom

[5] CFO Global Business Outlook. (2018). Recession Considered Likely By Year-End 2019. Duke University, Estados Unidos. Disponible en: https://www.cfosurvey.org/press-release/recession-considered-likely-by-year-end-2019/

Comparte este artículo

comments icon 0 comments
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *